Menu
urszula urszula, September 16, 2014

Will Bates. 11 de septiembre de 2014.

ES_Global_Stats-2

Carezco de vocación de escritor, pero no puedo dejar de escribir hoy sobre aquello que estoy presenciando. Como 350 y como parte también de un movimiento climático más amplio, estamos dando un enorme paso al frente. Y resulta tremendamente emocionante ser parte de ambos y poder imaginar a dónde podría conducirnos todo esto. Permíteme que me explique.

Queda poco más de una semana para la Marcha y la Movilización Climática de los Pueblos (PCM, por sus siglas en inglés). Decenas (o cientos) de miles de personas tomarán las calles de Nueva York en la que probablemente sea la mayor y más diversa manifestación en defensa del clima nunca antes vista. Hay planeadas movilizaciones en todo el mundo: mientras escribo estas líneas contamos más de 1.500 eventos en 138 países y contando. Si aún no estás involucrado, echa un vistazo: www.2014.peoplesclimate.org/join-an-event (o pon en marcha tu propio evento aquí: wwww.2014.peoplesclimate.org/register).

Va a ser algo gigantesco, poderoso y bello. Y no sólo su magnitud está logrando que este día sea tan especial; quizá sea más interesante todavía todo lo que está surgiendo en el proceso de organizar y coordinarlo.

Aquí tienes una breve muestra de lo que ocurrirá en 350 durante la Marcha y la Movilización Climática de los Pueblos, empezando por aquello con lo que estoy más familiarizado:

En la India e Indonesia, nuestros equipos están estableciendo conexiones más profundas que nunca con grupos locales para promover el paso de una energía centrada en el carbón a una energía renovable con base en la comunidad, una lucha que se prolongará en el tiempo hasta que hayamos completado nuestra tarea. En Europa y Australia, donde nuestros amigos de Avaaz y GetUp! están planeando algunos de los mayores eventos de la PCM, el equipo de 350 trabaja para movilizar y lograr la adhesión de grupos en favor de la desinversión en los combustibles fósiles, movimiento que intentamos expandir en estos continentes, así como en los Estados Unidos y Canadá. (Ah, y por si fuera poco, ¡también estamos invitando al Vaticano a que se sume a esta causa y se deshaga de los activos que aún conserva su banco en el sector!) En África, nuestro equipo acaba de lanzar la campaña #WeLeadYou, que lucha por la justicia climática en aquellos lugares más afectados por la incidencia del cambio climático. En Brasil, estamos enfrentándonos a los Ruralistas en las próximas elecciones brasileñas. En otras partes de América Latina, nuestro equipo colabora con las comunidades argentinas para intensificar la lucha contra la fractura hidráulica o fracking y nos hemos asociado con los grupos que estos días preparan la Cumbre Climática de los Pueblos que tendrá lugar durante la celebración de la próxima reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en diciembre en Lima (Perú). Y en Oceanía, los Guerreros del Pacífico están trabajando con grupos locales en Newcastle (Australia) con el fin de bloquear el mayor puerto exportador de carbón del mundo el próximo 17 de octubre. En todos estos lugares, los grupos de Global Power Shift están entre los principales responsables de que estos esfuerzos sean una realidad.

Todas estas acciones y campañas son el reflejo de los avances que está logrando un movimiento mucho más amplio.

La acción de los Guerreros del Pacífico en Australia formará también parte de las acciones anti-carbón previstas a lo largo de toda una semana en octubre, bautizada como Reclaim Power (Retoma el Poder), que incluye el Día Mundial contra el Fracking. Greenpeace organizó recientemente eventos #SaveTheArctic (Salvemos el Ártico) en todo el mundo y prosigue la campaña con el #IceRide Mundial del 4 de octubre. El Día Mundial por el Trabajo Digno, convocado por la Confederación Sindical Internacional para el próximo 7 de octubre, estará orientado hacia la justicia climática. Las comunidades afectadas por el tifón Haiyan se están preparando para celebrar reivindicativamente el primer aniversario de la catástrofe. Y hay, sin duda, muchas más acciones en defensa del clima en marcha a nivel local, nacional y regional de las que se puedan mencionar en una entrada de blog.

pic

 

http://www.2014.peoplesclimate.org/timeline 

Todos estos esfuerzosy muchos másforman parte de la crecientevitalidaddel movimiento.Y comogrupos locales, organizaciones y redesestamos encontrandonuevos modosde lograr sinergias, unirnosyalcanzar una difusión y visibilidades mayores para nuestra causa. Como reza ellema de la Marcha deClimática de los Pueblosen NuevaYork: para cambiarlo todo, necesitamos la participación de todos. Sólo me limitaré a añadir: debemos también trabajarjuntos.

Ya sea a través de alianzas formales o de colaboraciones ad hoc, necesitamosmovilizarnosjuntos, cooperarde forma más estratégica yenérgica. No todo el mundopuede participar en cada una de las movilizaciones,pero cambiar las cosas requerirá algo más que una solamovilización. Estamos inmersos en una lucha de largo recorrido y es nuestra misión lograr que el redoble colectivo y cada vez más poderoso de nuestros tamborescree lascondicionesculturales, políticas y económicas para la transformaciónque anhelamos.

La PCM es la movilización que tenemos a la vista, pero nuestro impulso no se detendrá ahí: gracias a la PCM estamos aprendiendo cómo conectar y unir nuestras fuerzas en la forma precisa que necesitamos. Por mi parte, ardo en deseos de ver cómo todo este aprendizaje y energía colectivos cristaliza en 2015 y más allá. Pero estoy yendo quizás un poco lejos. Por ahora, centrémonos en lo que viene, que no es poco: ¡el 20 y 21 de septiembre #PeoplesClimate!

 

* * * * *

 

Will Bates es el director de campañas globales de 350.org.