Menu
urszula urszula, September 23, 2014

Estimadxs amigxs:

Este fin de semana más gente tomó las calles pidiendo acción climática que en ningún otro día en la historia. Desde Nueva York, Río de Janeiro, hasta Londres y Delhi – estuvimos en todas partes.

Así es cómo se ve la esperanza:

ES_post-pcm-blast

haz clic aquí para ver más fotos

El martes, un número sin precedentes de líderes mundiales se reunirán en Nueva York para hablar sobre acción climática – 125 jefes de estado en total. Se reunirán sabiendo que más gente que nunca antes está exigiendo acciones, no palabras, y que su futuro político está en juego – tanto como el futuro del planeta.

Planeamos llevar ese mensaje a los niveles de liderazgo más altos de las Naciones Unidas en la cumbre del martes, con un mensaje entregado en mano a los negociadores climáticos de la ONU. Si te encuentras entre los cientos de miles de personas que han marchado hoy en todo el mundo, puedes decirles a los líderes mundiales que vamos en serio haciendo clic aquí.

LINK TO CLICK

Este fin de semana, gente de las comunidades donde se extraen combustibles fósiles marcharon junto a personas que viven donde estos son quemados. Miles de trabajadores, gente que está lista para construir un sistema energético limpio y renovable, marchó al lado de comunidades indígenas que ya están liderando a la cabeza soluciones climáticas propias.

La onda expansiva de la Movilización Climática de los Pueblos ya se está extendiendo. Hoy empieza una cumbre de los pueblos que dibuja el camino hacia una transición justa alejada de los combustibles fósiles, y las acciones que tienen como objetivo a las empresas contaminantes en Nueva York se están intensificando.

Con tu ayuda, esa onda expansiva puede llegar más lejos y fortalecerse – y el martes, con un poco de suerte, sacudirá a los líderes mundiales para que actúen donde antes sólo han ofrecido palabras.

Quiero que te tomes un momento para apreciar la importancia de lo que ha sucedido este fin de semana. Nos estamos movilizando a la escala que la ciencia y la justicia exigen, y ha sido más hermoso de lo que podríamos haber imaginado.

Ahora nuestro trabajo continúa – y más fuerte que nunca.

Con esperanza,

350.org